domingo, 1 de diciembre de 2013

Apercom, o la explotación de periodistas

Hace unos días estaba pasando el tiempo en Internet cuando me encontré con una asociación de periodistas LGTB. El tema me interesó y me puse a cotillear por la página web. Conforme iba sabiendo más de esa asociación, más me indignaba. En su momento pensé en escribir este artículo que ahora comparto con vosotros, pero por esa vagancia que tengo últimamente lo dejé pasar... hasta ayer, que un comentario en Facebook me lo hizo recordar.

Básicamente, esta asociación (Apercom.org) tiene como misión en sus estatutos (que son de traca) una serie de buenas intenciones cara al colectivo LGTB ("fomentar una cobertura justa y precisa sobre la realidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales"). Nada que no estén haciendo ya con importantes logros y mucho trabajo asociaciones decanas, sin ánimo de lucro y que no cobran por sus servicios, pero bueno: todo suma.


El caso es que, viendo su página web, especialmente la sección de Servicios, el objetivo parece claramente otro:
  1. Vender unos servicios de agencia de comunicación. De hecho, llegan a escribir "no deje su reputación en redes sociales en manos de no profesionales" (o sea, que ellos se consideran profesionales). ¿Quién cobra por esos servicios? La asociación. ¿Quién hace esos trabajos? Los asociados, que no solo trabajan gratis, sino que además pagan cuota (el grupo de amigos, todos ellos periodistas, que han montado el tinglado, está exento del pago de cuotas según los estatutos que tienen en su propia web). ¿Quién se lleva la pasta? Vete a saber; los socios que hacen el trabajo, desde luego que no. Son asociados que se supone que hacen unas prácticas (gratuitas), pero que se venden como profesionales. Pero es que, incluso si queremos ser benévolos y pensamos que esos servicios profesionales no los harán los socios, sino la Junta Directiva (alguien lo tendrá que hacer), ¿no será una cosa que tendría que hacer un autónomo o una empresa, y no unos particulares que se establecen como asociación para no pagar impuestos?
  2. Mantener la página web de su presidente (en el registro del Ministerio de Industria la página web cascaraamarga.es figura como propiedad de Diego Delgado Valor, presidente de la citada asociación), haciendo su trabajo de periodista gratuitamente para una web en la que el único que cobra, por la publicidad y los patrocinios anunciados en esa web (están anunciando una colaboración con el fabricante de preservativos Control), es el presidente.
Atención a este pantallazo. ¿Esto es la web de una asociación o la de una agencia de comunicación?
 

Esto es descaradamente una agencia de comunicación asociada al medio de comunicación de su presidente. Solo que, en lugar de pagar impuestos y a sus colaboradores, lo que hace es esconderse tras la apariencia de una asociación cuya única "ventaja" es trabajar gratis para ofrecer unos servicios profesionales que cobrarán los miembros de la Junta Directiva.

Porque las "ventajas" para los asociados son estas:
  1. Pagar por trabajar gratis, tanto escribiendo artículos como haciendo todos los servicios propios de una agencia de comunicación. Todos los servicios.
  2. Ninguna ventaja más. Bueno, asistir a eventos creados por los propios asociados.
La paradoja es que esta asociación, que supuestamente es en beneficio de los periodistas, lo que está haciendo es competencia desleal a los periodistas y las empresas que los contratan. Sí, periodista: podrás hacer "prácticas" en esta asociación (aunque de toda la vida, las prácticas se hacen en empresas que tienen más gente en nómina que gente en prácticas)... pero cuando te consideres capacitado y quieras desarrollarte profesionalmente tendrás que competir con esta asociación. Y será una competencia desleal, ya que esta asociación no paga impuestos, no paga sueldos, y además pretende recibir subvenciones.

Es tan obvio que la idea es que el trabajo lo hagan otros, que ni siquiera tienen contenido en sus propias redes sociales: debe ser que aún no tienen asociados suficientes.

Pero si vemos la sección de Asóciate, ya nos ponemos a chillar (más aún):


Efectivamente, no les interesa la figura del socio (solo son socios los que han montado el tinglado), sino la del preasociado. Para ellos, un preasociado es alguien que paga una cuota pero no puede tomar decisiones ni participar de la Junta Directiva, cuyo privilegio será asistir a eventos (que organizarán los propios preasociados) y, por supuesto, trabajar gratis para que la asociación pueda cobrar por trabajos que se venden como profesionales (aunque los estén haciendo exclusivamente personas que en prácticas) así como para mantener una página web que se financia por publicidad. Dado que los preasociados no pueden votar ni formar parte de la Junta Directiva, de esta manera se aseguran de que siempre serán los mismos quienes chupen del bote.

Pero rizando el rizo, ofrecen la opción de Voluntariado. Es decir, ni siquiera ser socio, sino hacer un trabajo por el bien de la comunidad LGTB. ¿Y cuál es ese trabajo de voluntariado? Hacer un trabajo profesional para una web que cobra publicidad, siempre que cumplas unos requisitos y adquieras un compromiso. Atención al pantallazo, porque parece una oferta de empleo pero... ¡es para trabajar gratis!

La trayectora es clara: un periodista recién licenciado quiere destacar en algo y se monta un "periódico LGTB" (Cáscara Amarga) vendiendo la moto de ser el primero, como si no existiera por ejemplo Dos Manzanas desde hace siete años. Para ello recluta a unos amigos, y sacan adelante ese blog con apariencia de periódico. Hasta ahí bien. Pero al ego se suma la avaricia: se quieren obtener ingresos del "invento". Vender publicidad y, de paso, una serie de servicios asociados. Lo correcto, en este punto, es darse de alta como autónomo o bien crear una empresa con los amigos que le han ayudado a crearlo como socios. Pero no: montando una asociación y poniéndose como presidente, con unos estatutos y tipología de asociados adecuada, podrá cobrar por su "invento" y mantener a incautos estudiantes trabajando gratis para que él consiga ingresos. Y eso está mal. Muy mal. Es explotar a periodistas para hacer competencia desleal a otros periodistas, con un claro ánimo de lucro.

Está muy claro: si eres un gran profesional y quieres desarrollarte profesionalmente, date de alta en autónomos o monta una sociedad, paga tus impuestos, y paga nóminas. Si quieres tener una página web mantenida por periodistas, págales un sueldo. Y, sobre todo, no te quejes de que abusen de periodistas cuando da la sensación de que parte de tu trabajo consiste en reclutar periodistas que trabajen gratis para ti.

Aclaro que no voy contra el colectivo LGTB. ¡Faltaría más! Simplemente quiero limpieza bajo una bandera que también considero mía.

PD: Son tan buenos en el mundo de la comunicación, que su asociación se llama igual que otra asociación y una cooperativa.

sábado, 2 de marzo de 2013

Bárcenas y las querellas

Lo de Bárcenas cada vez apesta más a que hay algo gordo en el PP que no quieren que sepamos, y que el exTesorero del PP está amenazando con sacarlo a la luz si no saca tajada o, como mínimo, un indulto o escaquearse del marrón en el que le han pillado.

Está clarísimo que Bárcenas ha puesto en jaque al PP, y que lleva muchas semanas manteniendo la jugada, hasta el punto que, sin decir él nada (pero siendo evidente que está detrás de todas las filtraciones), está obligando al PP a mentir una y otra vez. ¿Las mentiras más evidentes? Que el PP se ha tirado años diciendo que no tienen ninguna relación con Bárcenas, mientras Bárcenas no sólo dice que es falso y que ha seguido trabajando para el partido, sino que además hemos sabido que hasta el 31 de enero ha estado contratado por el PP, cobrando una nómina cuantiosa, y que tenía un despacho cerrado con llave al que sólo él accedía (cosa que hemos sabido cuando Bárcenas ha denunciado que entraron en su despacho forzando la cerradura y que han sustraído material del mismo).

Y luego está el tema de las querellas. ¿Por qué el PP todavía no se ha querellado contra Bárcenas cuando lleva tanto tiempo diciendo que va a hacerlo? Desde luego el PP es ágil (cuando quiere) para poner querellas, porque le ha faltado tiempo para querellarse contra IU precisamente por un tema relacionado con Bárcenas. Aún así... ¿de qué va a querellarse el PP contra Bárcenas? En teoría Bárcenas no ha dicho nada por lo que el PP pudiera querellarse, y la acusación más notable que pesa contra Bárcenas es la de llevar la caja B del PP, algo que tanto el PP como el propio Bárcenas niegan. ¿Tiene sentido una querella por algo que tanto el querellante como el querellado niegan y que además ya está en los juzgados? Efectivamente: no es más que una cortina de humo para hacernos creer que son gente muy decente y que hacen algo, cuando realmente no están haciendo nada porque tienen mucho que callar.

Pero luego está Bárcenas, el que no dice nada, no hace declaraciones... pero sin duda es quien está filtrando todo lo que posteriormente niega con esa media sonrisa perversa, como de villano de cómic. Hay algo que me llama clamorosamente la atención: ¿Cómo es posible que Bárcenas haya denunciado su despido improcedente y que entraran en lo que había sido su despacho... y no haya denunciado los papeles de Bárcenas? Quiero decir, que Bárcenas ha demostrado no cortarse un pelo a la hora de poner denuncias, pero con la acusación más grave que pesa sobre él, los famosos papeles de Bárcenas que publicó El País, simplemente se ha limitado a negarlo. ¿Cómo puede poner tantas denuncias en tan poco tiempo y no denunciar lo más grave que sería la suplantación de identidad que habría detrás de los papeles si estos fueran falsos?

Rajoy, para variar, se mantiene al margen. Cualquiera diría que lo único que ha hecho este hombre por voluntad propia ha sido cuando estaba al frente del Ministerio de Interior: concretamente cuando decidió hacer recortes (ya apuntaba maneras antes de ser sucesor de Aznar) y reducir los efectivos destinados a la lucha contra el terrorismo islámico... justo antes del 11M. Que no me lo invento, que lo reconoció Aznar en su propio libro (aunque él lo llamaba "bajar la guardia").

Y, mientras tanto, se ríen todos de nosotros, a la puta cara. ¡Y aquí no pasa nada! ¡Marca España!

sábado, 26 de enero de 2013

Matías Prats tiene 37 años

Dice el anuncio que Matías Prats "desde pequeño siempre soñó con fichar con la aseguradora". La citada aseguradora es Línea Directa, empresa fundada en 1985. Si entendemos por ser pequeño una edad de, por ejemplo, 10 años, un sencillo cálculo nos indica que Matías Prats tiene unos 37 años. Qué mal se conserva el hombre, no me extraña que se emocione al escuchar la sintonía de la compañía.

Este es el nivel de la publicidad en España.

domingo, 20 de enero de 2013

Constitución, democracia y demagogia

Con toda la que está cayendo, sale hoy Cospedal en televisión diciendo que hablar de la sanidad es demagogia, que lo realmente importante es que en Cataluña están planeando algo tan maquiavélico como hacer una consulta pública. Esta mujer no es gilipollas, lo que pasa es que se cree que los demás lo somos. Y el caso es que su parte de razón no le falta. En lo de pensar que hay mucho gilipollas al que manipular, quiero decir. Prueba de ello será la muchachada del PP que se aferrará a la importancia y trascendencia de las declaraciones de Cospedal dejando en segundo plano cosas tan intrascendentes y sin interés como todo lo de Bárcenas.

Hablar de los recortes en sanidad no es demagogia: es evidenciar un problema y pelear por solucionarlo. Y hacer una consulta en Cataluña, con independencia de si hacer esa consulta es constitucional o no, es democracia. Preguntar a los ciudadanos es democracia. La pregunta podrá gustar o no, pero eso es democracia. O incluso la consulta puede dar como resultado que los catalanes quieren algo que no se puede hacer porque no es constitucional. Pero que salgan políticos hablando de que se divide a la ciudadanía, y de lo que realmente quieren los catalanes, al mismo tiempo que se ponen histéricos para impedir que se pregunte a esos catalanes que dicen representar sí que es pura demagogia. ¿Habrá manera más sencilla de saber qué quieren los catalanes que preguntarles directamente? ¿O es que a los políticos lo que les interesa es dilatar lo máximo posible ese "debate" de la especulación para distraer la atención de los ciudadanos?

No olvidemos nunca que una cosa es la Constitución y otra es la democracia. Lo realmente importante debería ser la democracia, y la Constitución es sólo un instrumento de la democracia. Tanto es así que la propia Constitución establece los mecanismos para ser modificada: porque algo democrático puede ser inconstitucional, y los ciudadanos mediante el ejercicio de la democracia deberían poder hacer que algo inconstitucional pase a ser constitucional... y viceversa; porque la Constitución se definió partiendo de la base de que no iba a ser inamovible, que la sociedad es cambiante, y que la Constitución, como instrumento de la democracia, está al servicio de la sociedad; porque primero fue la democracia y luego la Constitución. Pretender que se cambien aspectos de la Constitución no es antidemocrático, si el procedimiento para reclamarlo es democrático. Pero a los demagógicos les sale más rentable seguir confundiendo a la gente sobre lo que es democracia y lo que es constitucional. Claro que son los mismos que pretenden hacernos creer que sólo hay un tipo de democracia, como si tanto monarquía constitucional como república no fueran formas de democracia.

sábado, 19 de enero de 2013

Luis Bárcenas: los HECHOS

Se están diciendo muchas cosas sobre Bárcenas (y muchas más que tienen que decirse) pero creo que es fundamental dejar en claro ciertas cosas que no son suposiciones ni teorías, sino hechos irrebatibles por cuanto ya están documentados.

1) Luis Bárcenas ha estado implicado en aspectos de tesorería del PP desde hace 30 años (desde la época de Alianza Popular), y es su única actividad económica conocida (lo cual no quita que pudiera tener otras). Por tanto es lógico pensar que al menos una parte de sus ingresos debería tener origen de esta actividad.
2) La única época en la que Luis Bárcenas no estuvo dentro del PP fue cuando Manuel Fraga no estaba en el partido, allá por los años ochenta, y esa vez si que fue apartado por el propio partido porque no era de la confianza del entonces tesorero.
3) Luis Bárcenas tenía una cuenta corriente en Suiza que llegó a tener 22 millones de euros. Aunque diga que tenía varios socios, el que llevaba la gestión de la cuenta y el titular era él. Y aunque proveniera de negocios particulares, todo el dinero se movía en cuentas de Suiza y con empresas opacas, por lo que había un claro interés en, como mínimo y diciéndolo suavemente, evitar el pago de impuestos en España. De hecho el abogado de Bárcenas dice que regularizó 10 millones de euros a través de la amnistía fiscal que redactó el propio PP, lo cual lleva implícito, por la propia definición del hecho de acogerse a una amnistía fiscal, que el origen o gestión de ese dinero no era muy normal. De hecho el origen del dinero era sospechoso hasta para los gestores del banco de Suiza (el enlace contiene la carta redactada por el propio banco, que afirma que Bárcenas sólo quería hablar con un gestor en concreto), y eso que tampoco es que sean los bancos suizos muy dados a hacer preguntas.
4) Luis Bárcenas no ha dicho aún a través de qué empresa regularizó esos 10 millones de euros a través de esa amnistía fiscal. Todo apunta a dos opciones: que realmente ni siquiera haya regularizado ese dinero (aunque no tendría mucho sentido), o que no lo dirá hasta que no haya prescrito el delito que haya cometido (evasión fiscal, corrupción... o cualquier otro o combinación de varios), a no ser que sea presionado para decirlo.
5) Luis Bárcenas dimitió (en teoría por voluntad propia) cuando ya estaba siendo investigado por la Gürtel. Al pasar esto, el PP sacó un comunicado anunciando que Luis Bárcenas había dimitido, en el que se incidía en su inocencia y en el apoyo que le daba el partido. Es falso, como dicen algunas personas, que hubiera sido apartado de sus funciones.
6) Al menos hasta la semana pasada Luis Bárcenas seguía teniendo despacho y secretaria en la sede del PP, así como un chófer y al menos parte de su defensa pagados por el PP. Por tanto, es como mínimo (y volviendo a ser suave) inexacto el argumento de que Luis Bárcenas no tiene nada que ver con el PP y que no hay asociación entre el PP y este señor. Quien afirme la total desvinculación entre el PP y Luis Bárcenas, por tanto, está mintiendo.
7) Nadie duda que las cuentas del PP estén auditadas y sean legales, el tema que sale de todo esto es el dinero negro, la caja B que estaría al margen de esas cuentas impolutas. En eso consiste el concepto de dinero negro.

Y un último apunte: en el momento en que se afirma que Cospedal, por orden de Rajoy, ordenó que se dejaran de mover sobres con dinero negro en la sede del PP, implícitamente se está reconociendo que efectivamente había esos sobres, y que Cospedal y Rajoy eran conscientes de ello. Supondría, por tanto, que Cospedal y Rajoy sabrían el tema de los sobres y al no denunciarlo habrían adquirido el rol de encubridores, lo cual es un delito. Otra opción es negar que existieron esos sobres (que es la versión oficial del PP, aunque varias personas del PP han reconocido que existían), pero en cualquier caso intentar poner al margen a Cospedal y Rajoy es absurdo. Y además hay otra: si había unos sobres con dinero negro que se repartían cada mes como sobresueldo, y se supone que en un momento dado Rajoy ordenó a Cospedal que diera orden de que no se repartieran esos sobres... ese dinero tendría un origen y nada se ha dicho sobre si ese dinero siguió entrando en el PP. Lo único que se hizo fue dejar de repartirlo, nadie ha dicho nada de que ese dinero dejara de entrar en el PP.

Teniendo todo esto en claro, es más que evidente que estamos ante un asunto muy grave, gravísimo, y que hay mucho más detrás.por descubrir. Por eso es tan sorprendente que a la Fiscalía Anticorrupción le haya faltado tiempo para decir que no lo investigará de oficio.

Lo mínimo que podemos hacer es exigir que se sepa la verdad. Otra cosa es que podamos manifestarnos para exigirlo.

miércoles, 16 de enero de 2013

No me jodas

El presidente de la Comunidad de Madrid y su ático de lujo. El extesorero del PP, cuya inocencia fue avalada personalmente por el Presidente del Gobierno, y sus 22 millones de euros en cuentas de Suiza. El conductor kamikaze responsable de la muerte de una persona, representado por el bufete de abogados donde trabaja el hijo del Ministerio de Justicia, que es absuelto. Todo el mismo día. Súmele la amante del rey (perdón, quise decir "la amiga", como si sólo tuviera una), Carromero (ese mártir de la derecha, repatriado a España después de ser declarado responsable de la muerte accidental de dos cubanos, por tan sólo 3 millones de euros, que pasa a régimen de tercer grado y, con sólo el Bachillerato, trabajando de asesor para Ana Botella con un sueldo de 50.000 euros al año), Urdangarín (sin comentarios), Esperanza Aguirre trabajando de consultora para una empresa de... ¡Recursos Humanos!, Güemes de consejero en la empresa a la que como político había hecho beneficiara de parte la privatización de la sanidad (que si no era competente para gestionarlo como gestor público, y por eso decía que era conveniente privatizarlo, ya me dirás por qué va a ser más competente como gestor privado)... ¿Y no pasa nada? ¡No me jodas! Welcome to Spain. Supongo que la culpa es de la fecha de caducidad de los yogures, y no de la caducidad de nuestros dirigentes.

Dedicado al comentarista anónimo del post anterior, que me recomendó sintetizar.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Mi Nochevieja sin Telecinco (por mi libertad de expresión)

De aquí a nada nos empiezan a anunciar la navidad. La fecha se aproxima inexorablemente. Y naturalmente no tengo ni la más remota idea de lo que haré en Nochevieja: si quedarme en casa, si salir de fiesta... ¡ni idea! Pero sí que tengo muy claro lo que YO no voy a hacer: ese día no veré el "especial" fin de año de Telecinco. Emitan lo que emitan, como si me ponen a Lady Gaga haciendo el pino puente. Este servidor que os habla escribe no piensa ver Telecinco.

¿Y sabeis por qué lo tengo tan claro? Porque me asquean profundamente muchos de los programas que emiten en Telecinco, pero sobre todo porque me asquea que se pague a delincuentes (léase: persona que ha cometido un delito) y sus familiares para contar detalles escabrosos en los que al final se encumbra el delito y la decadencia. Es libertad de Telecinco emitirlo, y es mi libertad que no me guste, no lo vea y lo diga públicamente. No estoy de acuerdo con ello, y por eso YO, personalmente, de manera libre y espontánea, hace poco decidí no ver más ese canal de televisión.

Pero todo llega más lejos cuando te enteras de que Telecinco ha demandado a Pablo Herreros, solicitando 3 años de carcel y 3,7 millones de euros de indemnización. ¿Quién es Pablo Herreros? Pues un tío que en su momento, al enterarse de que Telecinco pagó una pasta a la madre de El Cuco por contar sus miserias en El Debate, publicó en su blog su rabia y, sin esperárselo, encontró eco en un montón de gente que acabó haciendo un boicot a ese programa para que los anunciantes no financiaran ese tipo de contenidos. Y resulta que tuvo éxito. Al final el programa tuvo que retirarse por falta de anunciantes, sustituyéndolo por otro con mismo presentador y colaboradores, el mismo día y horario, y con un formato similar. Bueno, igual no tuvo éxito. Y ahora, en un giro de tuerca demencial, Telecinco ha denunciado a Pablo Herreros pidiéndole los 3,7 millones que supuestamente dejó de ingresar por publicidad, así como una pena de 3 años de cárcel. Más información en el blog de Pablo Herreros.

Imagínate que vas a un restaurante y resulta que los platos y los cubiertos están sucios. Te asquea. Vas y lo publicas en tu blog, con las fotos donde se ve el estado de las cosas. O que ves que el dueño es un maleducado machista que huele mal (lo cual es total y perfectamente legal, pero es que puede que no te guste) e igualmente lo cuentas en tu blog. Como consecuencia de eso la gente deja de ir al restaurante... ¿y el restaurante te demanda por los clientes que ha perdido? ¿Tiene sentido esa denuncia? Por lo visto sí, porque en el caso de Telecinco se ha admitido a trámite. ¿Pero no es esto el libre mercado? ¿No nos han vendido la moto de que en el capitalismo al final es el consumidor quien tiene el poder? Pues parece ser que no. Telecinco piensa que emitir cualquier cosa es libertad de expresión, pero expresar que algo te parece una mierda basura no es libertad de expresión, sino un delito. Telecinco quiere basarse en la libertad de expresión, pero lo que quiere hacer es callar la boca a quien se expresó. Resulta bastante evidente y contradictorio.

Así que, volviendo al tema, servidor que os escribe no piensa ver Telecinco nunca más. Pero es que en Nochevieja mucho menos. Ese día voy a borrar definitivamente Telecinco de mi televisor. ¿Sabeis por qué? Porque Nochevieja es el día GRANDE en televisión. Ese día los grandes anunciantes pagan las cantidades más altas por unos segundos de emisión. Ahora mismo hay legiones de comerciales de todas las cadenas de televisión peloteando a los responsables de publicidad de agencias y grandes marcas para que se dejen la pasta gansa en un anuncio en su "especial" de Nochevieja. Sobre todo el último anuncio del año y el primero del siguiente valen un dineral que la mayoría de los mortales no ganaremos en toda nuestra vida (ni aún teniendo buenos sueldos, si es que queda alguno). ¡Se mueve muchísimo más dinero que el que Telecinco le reclama a Pablo Herreros! La razón por la que esos anunciantes pagan tanto dinero es porque saben que justo en ese momento hay millones de personas viendo la televisión. Y por eso YO no voy a ver Telecinco ese día. No voy a ver Telecinco porque no me da la gana. Y sobre todo: no voy a ver Telecinco porque no pienso formar parte de las cifras de audiencia que Telecinco esgrimirá ante sus anunciantes para convencerles de que paguen un pastizal por anunciarse esa noche. Porque con esa pasta pagan a delincuentes para hacer circo delante de sus cámaras, y pagan a sus abogados para que demanden a los blogueros que dicen lo que piensan.

La actitud de Telecinco me parece totalmente despreciable, pero paso totalmente de boicots. No me gustan los boicots. Me parecen poco útiles. No voy a hacer el paripé diciendo a tal marca que se anuncie o deje de anunciar en un canal o en otro, ni haciendo firmas ni nada. Paso totalmente. Simplemente ese día YO, a nivel individual, no voy a ser una cifra más de audiencia para Telecinco, igual que en su momento apostaté para no serlo de una religión que no es la mía. Son decisiones personales que comento en mi blog como quien comenta que va a un concierto de Justin Bieber, a ver si ahora Rouco Varela, viendo el tirón, me demanda por hacer apología de la apostasía. Para que quede claro, me parece perfecto que quieras ver Telecinco, vayas a misa diaria y se te ericen los pelos ante la posibilidad de ir a un concierto de Justin Bieber (no vaya a ser que me demande también Justin Bieber, aunque no creo porque me parece que es más de El Hormiguero). Incluso veo cierta coherencia en las tres cosas. Simplemente se trata de que YO no voy a hacerlo.

No soy idiota. Sé que no servirá para nada. No creo que en el departamento de comunicación de ninguna marca se abra un gabinete de crisis porque su publicidad no vaya a llegar a MÍ como consumidor potencial. Ni se enterarán siquiera (obvio). Aunque posiblemente haya más gente como yo que piense hacer lo mismo. Algunos lo comentarán en su Facebook o en sus blogs. Y a las marcas les importaría bien poco, igualmente. ¿Y qué? No es el objetivo. Está claro que a nadie le importa que yo vea o deje de ver Telecinco ese día, pero es que me da igual: esto no es algo para presionar a nadie, sólo se trata de algo que hago por mi propia conciencia y por coherencia conmigo mismo. Cierto que la coherencia está muy mal vista, es como de tontos, pero a mí me queda algo. Y tampoco es que vaya a cambiar mi vida: realmente lo que ponen en todas las cadenas esa noche es más o menos lo mismo (desde luego el reloj de las campanadas es el mismo), me da igual verlo en Telecinco que en cualquier otro canal.

En cualquier caso insisto en que esto es una decisión PERSONAL mía que tomo porque me sale de los huevos las narices, porque es mi libertad elegir lo que quiero ver y lo que no, contar lo que no voy a ver igual que puedo comentar lo que estoy viendo, así como otros tienen la libertad de elegir lo que quieren emitir. Es bien simple, ¿no? Desde luego no me cabe ninguna duda de que mi decisión personal la cuento en mi blog personal, cuando quiero y como quiero. ¡Faltaría más!

PD: Sé que este post ha quedado un poco rebuscado por insistir tanto en que es una decisión personal, pero... ¿te imaginas que Freixenet (por ejemplo) retira su publicidad de Telecinco porque un millón de personas han anunciado que no van a ver ese canal y por tanto no les sale a cuenta pagar tanto por anunciarse en un canal que no va a ser el más visto, y luego van los de Telecinco y me denuncian? No, no, no. Lo de no ver Telecinco en Nochevieja es algo que YO voy a hacer a título personal, lo cuento sólo porque me pareció más interesante que comentar que me ha salido un grano en la espalda que duele horrores. Ni de lejos espero que los demás hagan lo mismo, igual que os podría comentar que en Nochevieja voy a hacer puenting y ni de lejos sería una invitación para que los demás hicieran lo mismo. Aunque, por supuesto, si yo fuera a hacer puenting y alguien más quiere hacerlo, no tengo nada que objetar. Pero ese no es el tema. De lo que se trata es de que puedo decir en mi blog lo que YO voy a hacer o dejar de hacer, ya sea ver Telecinco, hacer puenting o hincharme a cervezas hasta vomitar: es una decisión mía que simplemente comento en mi blog como podría comentar otras cosas. Lo que hagan los demás me importa bien poco: ni lo sé ni me importa. Es más: bien pensado NO os invito a que hagais lo mismo que yo (sea lo que sea que esté haciendo en cualquier momento): soy muy mal ejemplo como persona. Sobre todo porque estoy pensando que lo de hincharme a cervezas es una buena opción. ¡Y tampoco estoy fomentando el alcoholismo!